Artículos

Dios es un padre bueno que cuida y ama a sus hijos. Por amor, el Padre Dios hizo un mundo maravilloso que podemos explorar y cuidar. Por amor, Dios provee todo lo que necesitamos: comida, ropa, una familia, etc. Dios es nuestro Padre en todo lugar y a toda hora.

Jesús tenía dos padres y nosotros también. Tenemos un padre quien es nuestro "papá" que vive en casa con mamá, y Dios nuestro padre celestial.

Papá Dios sabe cuándo tenemos angustia, temor, tristeza, dolor. Nos ayuda cuando nos sentimos mal. Él siempre está listo para escucharnos cuando necesitamos hablar con Él. Debemos estar contentos y muy agradecidos de contar con un Padre tan bueno y amoroso.

Sabes, los hijos de Dios tienen un privilegio que los inconversos no tienen, y es la disciplina y que es la disciplina? es la corrección que un padre da a su hijo. Cuando un padre disciplina a su hijo, lo está preparando para ser lo que él quiere que sea, un hijo obediente, que siempre diga la verdad y que sea honrado. Quiere que sea diligente y que sea cortés y considerado con los demás.

Un buen padre comienza la educación de su hijo a edad muy temprana, y continúa su instrucción hasta que su hijo alcanza la madurez. Día tras día, fiel y amorosamente lo disciplina para hacerlo como él quiere que sea.

El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige nos dice.

Proverbios 13:24

Y Dios nos dice en Su Palabra cómo debemos recibir Su corrección. Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él.

Hebreos 12:5

PAPÁ, TU AMOR FORMA EL CARÁCTER DE TU HIJO, DISCIPLINALO CON AMOR DESDE TEMPRANO