Artículos

No nos toca a nosotros como hijos juzgar sus actos, porque Dios es el único capaz de poder hacerlo porque lo hará con justicia, porque solo Él es justo. Solo Él puede conocer bien las razones y causas de lo que las personas hacen.

Si aún conservas a tu madre, venérala como un ángel, y si ella te lastima perdónala, pero jamás la señales, jamás la ofendas, jamás la desprecies, ni te avergüences, porque el llanto de remordimiento que has de llorar, ese es en verdad el llanto más amargo. Ámala y acéptala como es.

Ser madre no es algo fácil y a pesar de la cantidad de información con la que contamos en la actualidad. Las madres cometemos errores porque ser perfectas es un imposible.

No existe una manera de ser una madre perfecta, pero hay muchas maneras de ser una buena madre.

Sus hijos se levantan y la bendicen. Su marido la alaba; hay muchas mujeres virtuosas y capaces en el mundo. ¡Pero tú sobrepasas a todas!.

Proverbios 31:28